Beach Rock Porto Istana

Navengando a lo largo de la parte sur de Tavolara, es fácil leer en las “rigas” horizontales situadas a una altura entre los 8 y 15 metros, los signos de las antiguas y gigantescas grietas, antiguas más de 120.000 años que, igual que acontece en nuestros días, indica la continua erosión de la caliza causada por el movimiento de las aguas.

Como hemos describido en otras inmersiones, también en las aguas alrededor de Molara, se pueden ver otros testimonios de los trastornos que han hecho muchas veces aflorar y secesivamente hundirse inmensos bancos de rocas; se remonta, en efecto, a “solo” hace 18.000 años, la última y significativa modificación de las lineas de costa, cuando el nivel de las aguas del Mediterraneo se retiró mas de 100 metros, haciendo emerger de las aguas, islas enteras.

Las Beach Rock, las playas fósiles, son de hecho lo que queda de los litorales de hace millones de años, caracterizados de largas dorsales de rocas que, por la erosión del mar, y sucesivamente por el peso del agua, se han fracturado en bloques descuadrados.

Difundidas principalmente en las zonas de escasa acción sísmica, en encuentran a profundidades variables: apenas bajo la superficie del agua, por ejemplo saliendo de lado Norte de la playa de Spalmatore a Tavorala, hasta lo que se puede reconocer a profundidad mayor, nadando en direccion de Capo Ceraso.

Bucear en estos lugares es particularmente interesante, no solo por la testimonianza geológica evidente, si no y también por el particular ecosistema que se ha creado entorno al mismo; en aguas muy bajas las de Spalmatore (Max. 8mt.), más profunda y dificultosa porque es toda a la misma profundidad (25/30 mt) es aquella de Porto Istana.

Presencia de peces sobre todo de cuevas y grietas.

Título mínimo exigido: Open Water
Título mínimo aconsejado: Advanced – Nitrox
Profundidad: da -8 a -30